El cuaderno 58 dejará de ser válido en febrero de 2016

 

Aquellas empresas que todavía estén usando el cuaderno 58 para sus anticipos de créditos comerciales, deben saber que este formato debe ser migrado a formato SEPA Direct Debit en sus esquemas CORE o B2B. A partir del 1 de febrero de 2016 el cuaderno 58 dejará de ser válido, si bien algunos bancos dejarán de aceptarlo con anterioridad.
 
El cuaderno 58 fue considerado en su momento producto nicho y muchas empresas decidieron continuar con este formato mientras la moratoria estuviera vigente.
 
A pocos meses para que expire este plazo, el sistema SAP debe adaptarse para utilizar el formato SEPA DD y habilitar los programas que permiten las contabilizaciones del efecto.


Si estás interesado en obtener más información sobre este tema, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

ConVistaEl cuaderno 58 dejará de ser válido en febrero de 2016
Ver más

La cuenta atrás para SEPA

Por José Martínez – Consultor en ConVista Spain
SEPA es una realidad que tendrá su puesta de largo el próximo 1 de Febrero del 2014. Las empresas que a día de hoy ni siquiera se hayan planteado comprar el vestido que deberán lucir ese día quedarán fuera del baile.
Durante los últimos años cabía la posibilidad de plantear la migración a SEPA de modo reflexivo, suponía una oportunidad estratégica para analizar el mapa bancario de cada compañía con el objetivo de racionalizarlo. Aunque todavía no es descartable esta reflexión, los plazos se han acortado y a día de hoy esta adaptación regulatoria debe afrontarse sin más dilación, convirtiendo el carácter estratégico de este proyecto en meramente regulatorio.
No obstante el carácter regulatorio, no debe llevarnos al engaño de que solo compete al departamento de sistemas, SEPA no se trata de una mera conversión de formatos. Afecta a todos los departamentos de una compañía, desde el departamento comercial con la gestión de terceros y “mandatos” hasta el departamento de tesorería, con la posibilidad de centralizar pagos.
SEPA
Además, esta regulación supone una serie de oportunidades para todas las compañías, cierto es, que éstas son mayores conforme mayor sea la diversificación geográfica y operativa de las mismas.
  • Acortamiento de los plazos de pago y reducción de los costes asociados a los mismos.
  • Ayuda para la conquista de nuevos mercados (marco regulador común reduciendo barreras fiscales y burocráticas en cada país)
  • Homogeneización de precios y de comisiones bancarias (no es una utopía, es una realidad demostrada en países como Francia y Finlandia)
Algunas de estas oportunidades se encuadran dentro del nuevo escenario que ofrecen las metodologías de pago SEPA:

 

1. Transferencias SCT y sus puntos clave:
  • Formato XML: Este formato es vinculante para el intercambio de todas las operaciones de SEPA entre bancos. Sin embargo, los bancos pueden seguir aceptando otros formatos de clientes para la instrucción de los pagos de SEPA bajo ciertas condiciones.
  • Los identificadores únicos permitidos para las transacciones de la cuenta de SEPA son el número internacional de cuenta bancaria (IBAN) y el Banco Código de identificación (BIC). Hasta ahora, la mayoría de los países han utilizado estos identificadores para los pagos transfronterizos.
  • El cambio obligatorio a la información de remesas. En virtud de SEPA, la longitud estándar de esta información es de 140 caracteres, y los bancos están obligados a proporcionar la información en su totalidad en los estados de cuenta.
  • El plazo máximo de ejecución de las transferencias SEPA en un día hábil.
  • Las transferencias SEPA se acreditan en su totalidad sin deducción de los honorarios de la cantidad principal.
  • Extractos electrónicos MT940 o CAMT (el “XML” del MT9040) basados en el mismo lenguaje y estructura que garantizan una conciliación bancaria automática casi perfecta.
2. Adeudos Directos SDD: Esquema Core VS B2B
  • En un proceso de gestión de cobros entre empresas, las partes involucradas tendrán la libertad  de ponerse de acuerdo para utilizar el esquema Core  o el B2B.
  • No es posible utilizar el esquema de B2B en relación con los consumidores o particulares, por razones de protección a los mismos.
  • La diferencia fundamental entre los dos sistemas radica en la finalidad de los pagos. El adeudo directo Core puede ser devuelto por el deudor hasta 8 semanas después de haberse ejecutado el mismo, mientras que el adeudo con arreglo al régimen B2B no es reembolsable por el deudor (en la misma firma del contrato se adhiere a un cláusula de no devolución)
  • Una diferencia fundamental consiste en que la participación en el esquema Core es obligatoria para los bancos de la zona euro, mientras que el B2B es opcional, aunque se prevé que la mayoría de los bancos también ofrezcan el servicio de gestión del B2B.
La siguiente pregunta que está en el aire es: SEPA¿Estamos preparados? Spain is different en todos los sentidos y en lo que respecta a la migración a SEPA no íbamos a cambiar. Nuestro país se ha acogido a las disposiciones transitorias que se demorarán hasta Febrero del 2016 (periodo de transición). Esto se traduce en las siguientes pautas de actuación:
  • Durante estos dos años de transición las compañías podrán continuar realizando sus comunicaciones bancarias de transferencias y adeudos en formato txt. Materializadas a través del cuaderno 34.14 y 19.14 (44 dependiendo del esquema core o b2b).
    • Durante el mismo las compañías podrán continuar enviado el código C.C.C propio y del cliente en los campos habilitados a tal fin en los ficheros de remesas. Las entidades bancarias ofrecerán el servicio de conversión al IBAN
  • Exención de algunos productos nicho como son los anticipos de créditos que se materializarán en los entidades bancarias a adeudos directos.
Más allá del 2014 habrá nuevos retos por afrontar dentro del marco SEPA. No todo termina con la migración, se continuará innovando en la gestión de los pagos por móvil, Smartphone, soluciones específicas de pago para el comercio electrónico (e-payments) y la facturación electrónica.
ConVistaLa cuenta atrás para SEPA
Ver más

SEPA – Un nuevo reto para las empresas (Parte 1)

La introducción de SEPA (Single Euro Payments  Area) trae consigo cambios en los procedimientos de las transacciones de pago europeas.

Los sistemas de pago, así como los procesos de negocio y formatos de datos empleados hasta ahora, serán sustituidos por nuevos métodos y formatos. SEPA tiene como objetivo englobar los 32 países europeos – incluyendo los países de la Eurozona, los países del resto del Espacio Económico Europeo y Suiza – dentro de una zona única de pagos europea, con el fin de gestionar los pagos tanto nacionales como internacionales de manera eficiente y rentable.
Estos cambios asociados a los procesos de pago suponen un gran reto para las empresas. La resolución del Parlamento Europeo del 14.02.2012 establece los requisitos técnicos para las transferencias y los adeudos directos, por lo que los nuevos formatos deben estar implementados antes del 1.02.2014. En numerosas empresas los preparativos ya están en marcha. A pesar de contar con una fecha de aplicación uniforme, se pueden ir configurando los distintos escenarios gradualmente.
SEPA afecta a los principales procesos de negocio de una empresa, lo que se traduce en un aumento de los costes de inversión. Este hecho, proporciona a la empresa sin embargo una oportunidad para la unificación simultánea de sus sistemas, la gestión de datos y el flujo de trabajo. Estos cambios y mejoras en los procesos deben ser realizados de manera conjunta.
¿Qué cambios trae consigo la adopción de SEPA?
  • Extracto de cuenta electrónico: Cambios en el formato de los datos del extracto de cuenta
  • Transferencias: Las transferencias internacionales no se diferenciarán de las nacionales. Transferencia estándar ejecutada en zona SEPA (las cuentas de cargo y de abono están gestionadas por bancos residentes en la zona SEPA), en euros, con un único formato XML, empleando el Código Internacional de Cuenta Bancaria (IBAN) y el Código de Identificación Bancaria (BIC), sin límite de importe, y con realización en tres días máximo. Los gastos bancarios se pagan de forma compartida, por ordenante y beneficiario.
  • Adeudos directos: Recibo domiciliado estándar ejecutado en la zona SEPA (las cuentas de cargo y abono están gestionadas por bancos residentes en la zona SEPA) en euros, con una serie de nuevas reglas legales y funcionales.Junto a los cambios en los procedimientos, la implementación de un número de identificación del acreedor (UCI), la conversión al formato XML  y la utilización de los códigos internacionales IBAN y BIC, es particularmente significativa la implementación de una gestión de mandatos (antigua autorización de domiciliación). El mandato es gestionado por el acreedor, firmado por el deudor y archivado bajo responsabilidad del acreedor.  
  • Pago con tarjeta de crédito: Garantiza la operatividad entre las diferentes tarjetas de crédito y redes existentes en la zona SEPA y refuerzan los aspectos de seguridad en las transacciones. El objetivo se centra en la posibilidad de retirar dinero con nuestra tarjeta de débito desde cualquier cajero automático europeo y pagar desde cualquier terminal con los mismos criterios de seguridad.
ConVistaSEPA – Un nuevo reto para las empresas (Parte 1)
Ver más